FANDOM


Carlos I de Quito
Rey de Quito
Rey Carlos de Montúfar
Carlos I, por Manuel de Samaniego (1815).
Información personal
Nombre secularCarlos María de Montúfar y Larrea
Reinado23 de noviembre de 1814 - 31 de julio de 1857
Coronación20 de diciembre de 1814
Nacimiento2 de noviembre de 1780
Quito, Imperio español
Fallecimiento31 de julio de 1857 (76 años)
Quito, Reino de Quito
EntierroCripta imperial, Quito
Himno realMarcha del Rey
PredecesorJosé de Cuero y Caicedo
como presidente del Estado de Quito
SucesorJuan Pío I
Familia
Casa realMontúfar
PadreJuan Pío de Montúfar
MadreTeresa de Larrea
ConsorteMaría Josefa de Miraflores
Descendenciavéase Descendencia
Armas de la Casa de Montúfar (Quito, 1809)
Escudo de Carlos I de Quito

Carlos I de Quito (Quito, 2 de noviembre de 1780 - ibídem, 31 de julio de 1857), fue un aristócrata y militar quitense que en 1814 se convirtió en el primer rey de Quito. Además es considerado uno de los mayores héroes de la Independencia hispanoamericana, pues no solo liberó su país sino también Perú, Cauca y Colombia, este último en conjunto con Simón Bolívar.

Matrimonio Editar

A finales de 1815 el asunto de la soltería del Rey se volvió una preocupación para el Parlamento, pues representaba un peligro en la sucesión de una nación que apenas y había nacido a la vida independiente, por lo que consideraban que la ponía en riesgo. El Rey accedió entonces a buscar una esposa entre las jóvenes casaderas del Reino, encargando el proceso de selección a su padre y su hermana.

Al final se redujeron las opciones y se puso a consideración del monarca los nombres de dos hermosas jóvenes aristócratas quiteñas, ambas hijas de nobles titulados. Por un lado se encontraba María Teresa de Maldonado y Borja, sexta hija del Duque de Lises; mientras que por el otro estaba María Josefa Quiñónes de Cienfuegos y Carrión, primogénita del Duque de Miraflores.

Finalmente el Rey se decidió por la segunda debido a que la dote era más alta y con seguridad también la herencia que recibiría tras la muerte de su padre, ya que sólo debían repartirla entre tres hermanos. La boda se celebró el 29 de noviembre de 1815, la novia tenía 18 años de edad y él 36, lo que les daba una diferencia de dieciocho años, normal en los rangos de la época.

Descendencia Editar

Carlos I y María Josefa de Miraflores tuvieron cuatro hijos:

Además, de la larga relación extramarital que mantuvo con María Ontaneda y Larraín, creada condesa de Herrería, tuvo tres hijos:

  • Carlos Pío de Montúfar-Ontaneda (1815-1877), creado duque de Otavalo y II conde de Herrería. Casado en 1838 con Dolores Veintemilla y Ascázubi, con quien tuvo tres hijos:
    • María Rosa de Montúfar-Ontaneda y Veintemilla (1839-1912), creada condesa de Amaguaña.
    • Ignacio de Montúfar-Ontaneda y Veintemilla (1840-1905), II duque de Otavalo y III conde de Herrería.
    • Luis Pedro de Montúfar-Ontaneda y Veintemilla (1843-1920), creado conde de Mindo.
  • María Teresa de Montúfar-Ontaneda (1818-1828), I duquesa de Archidona. Murió joven.
  • María Isadora de Montúfar-Ontaneda (1821-1901), I duquesa de Machachi. Casada en 1842 con Juan de Veintemilla y Vallejo, caballero de la Orden de San Lorenzo, con quien tuvo cuatro hijos:
    • María Josefa Veintemilla de Montúfar (1842-1920), creada condesa de Calacalí.
    • María Isabel Veintemilla de Montúfar (1844-1916), creada condesa de Tolóntag.
    • Carlos José Veintemilla de Montúfar (1845-1934), II duque de Machachi.
    • Juan Pío Veintemilla de Montúfar (1848-1918), creado conde de Gracia.

Reinado Editar

Los primeros años de reinado se dedicó a fortalecer los ejércitos, para así hacer frente a los embates españoles que llegaban sobre todo desde el Virreinato del Perú, por lo que son considerados los más convulsos de su gobierno. Las ayudas británica y estadounidense fueron claves para mantener la frágil Independencia sin ahogar de impuestos a la industria local, que pudo desarrollarse prácticamente a sus anchas.

En 1817 encargó a su padre, el Duque de Selva Alegre, los asuntos concernientes a la educación y cultura del país, en los que tuvo bastante éxito: ese mismo año reformó la Universidad Real de Quito, poniendo al doctor Antonio Ante como su rector; de la misma manera fundó la Escuela de Bellas Artes, organizada y dirigida por el maestro Manuel de Samaniego, funcionando inicialmente en la parte trasera del antiguo convento jesuita. Al año siguiente abrió el Conservatorio Nacional de Música poniendo a cargo de su funcionamiento a los sacerdotes dominicos y en un local de su propio convento. Lamentablemente, lo que pudo ser un gran despegue cultural quedó truncado con la muerte del Duque en 1819.

A la muerte del Duque de Selva Alegre en 1819, heredó la hacienda Chillo-Compañía en un valle vecino a la ciudad de Quito, misma que reformó completamente entre 1820 y 1830 para convertirla en su principal residencia.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.